LA IDENTIDAD Y LOS IDEALES MODERNOS. OSCAR FIGUEROA

Las propuestas que he venido realizando en los últimos años parten de dos vertientes: la idea de progreso y desarrollo a partir de la construcción de la vía férrea en América Latina y las narraciones de viajeros que venían a Latinoamérica en el siglo XIX con fines “biológicos” y “antropológicos”.

Oscar Figuera cuestiona desde el arte las construcciones socioculturales de identidad a través de la crítica de aquellas ideas y proyectos de progreso que han marcado de fracaso, para algunos, y triunfo, para otros, la historia moderna de América Latina. Los libros con grabados y narraciones de viajeros que recorrieron el territorio durante el siglo XIX y el repaso de los planes desarrollistas que han favorecido más que a nadie a capitales extranjeros, tanto en el pasado como en la actualidad, son algunos de las reflexiones que dan forma a su trabajo. Durmientes de ferrocarriles, la producción de tecnología como reciclaje de un sistema inmutable que se basó en el café y el banano, la idealización de la figura del productor agrícola y comandos informáticos, entre otros elementos, configuran una serie de propuestas artísticas que exploran un “eterno regreso” a los procesos de aparente “desarrollo”. Con un carácter que transita entre la investigación y la intuición, los planteamientos de este artista costarricense son un viaje subjetivo que se escapa a las categorizaciones ya convencionales del arte contemporáneo. En esta entrevista por correspondencia, conversamos con uno de los jóvenes artistas de Costa Rica cuyo trabajo, en parte, evidencia una realidad saturada de resabios decimonónicos y desigualdades sociales.

Para comenzar, uno de los temas presentes en tu trabajo es el influjo de los procesos económicos en la cultura  de Costa Rica. Trabajas con íconos agrícolas que vienen desde el siglo XIX hasta los tecnológicos del presente: el banano, el café, el ferrocarril, recientemente las computadoras… ¿De dónde viene esta preocupación por criticar y pensar a través del arte los impactos de la economía en el imaginario social de Costa Rica?

Una constante en mi trabajo es la inquietud y el cuestionamiento por las construcciones sociales de identidad, ya sean territoriales, individuales o artísticas; dentro de este marco, tratar de descifrar qué aspectos son construcciones tradicionales y cuales son nuevas formas de “colonización”, tanto económica como cultural, en el entorno de la “globalización”, que sirve para caracterizar la situación contemporánea, pero que esconde las enormes desigualdades de un mundo que, parafraseando a George Orwell, es mucho más global para unos que para otros. Las propuestas que he venido realizando en los últimos años parten de dos vertientes: la idea de progreso y desarrollo a partir de la construcción de la vía férrea en América Latina y las narraciones de viajeros que venían a Latinoamérica en el siglo XIX con fines “biológicos” y “antropológicos”. Me interesa ese linde que existe entre lo que podría ser el “fracaso” de un modelo de progreso o el “triunfo” de otro. Ambos ámbitos conviven, se mezclan y se contraponen sin realmente definir la claridad de una posible respuesta; y es en este linde donde se ponen a flote mis motivaciones.

 

Oscar Figueroa. Tramos. (Detalle) Clavos de vía férrea, balasto, segmentos de durmientes, insectos, anotaciones de grafito, (Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia), sobre papel de arroz.
Oscar Figueroa. Tramos. (Detalle) Clavos de vía férrea, balasto, segmentos de durmientes, insectos, anotaciones de grafito, (Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia), sobre papel de arroz.

Este linde al que te refieres de fracaso o triunfo de un modelo de progreso parece seguir siendo el mismo tanto en los proyectos desarrollistas del siglo XIX como en los actuales. En tu trabajo se observa la cuestión de que la idea de progreso que impera influye en el imaginario de todo un país. Hablando específicamente de Costa Rica. ¿Crees que tuvo éxito?, ¿existe para ti una identidad como nación marcada por un sistema que la impone para sus intereses?  ¿Consideras que la construcción social de identidad es una forma sutil de colonización?

No me atrevería a decir si tuvo éxito o no, eso es algo bastante complejo, que desde mi punto de vista, le tocará a otros develar esa situación. Ahora bien, desde mis propuestas me interesa ese  “eterno regreso” a procesos de desarrollo en Latinoamérica: comenzar una y otra vez cada cinco o diez años un proceso de desarrollo, y dejarlo inconcluso luego de toparse con nuevos obstáculos (un pasito pa’ lante un pasito pa’ tras). Como dice  Cuauhtémoc Medina: “No es casual que parezcan estar bajo la maldición de un eterno regreso…”

De alguna forma, esta es una situación ha sido a lo largo de la historia muy rentable para capitales extranjeros en Latinoamérica, y que quizás es algo que caracteriza a estas sociedades.

Oscar Figueora, Sin título. Óleo y banano de exportación de Costa Rica sobre lienzo. (2012)
Oscar Figueora, Sin título. Óleo y banano de exportación de Costa Rica sobre lienzo. (2012)

 

Al explorar este constante regreso a planes progreso que no suelen llegar a realizaciones de auténtico desarrollo social, varios de tus trabajos tienen mucho de investigación de campo, recolección de “muestras”, notas, diarios, al estilo de los viajeros del siglo XIX cuyos escritos también han influido en la realización material de tus propuestas. Al igual que dichos viajeros, también cruzaste algunos países de Centroamérica, siguiendo especialmente las vías de tren ¿Cómo fue tu experiencia en este recorrido? ¿A qué conclusiones o cuestionamientos, como artista, te permitió llegar esta travesía?

El viaje lo realicé durante el 2012 y 2013 y concluyó en una propuesta denominada “Durmientes”, que es un registro de los planes “desarrollistas” y las nociones de “progreso” basados en las redes ferroviarias. Realicé impresiones in situ como registro de los elementos transversales en el eje de las vías del ferrocarril, creadas por la United Fruit Company o que fueron vitales para su desarrollo, en tramos de algunos países de Centro América y el caribe colombiano.

En algunos casos los grabados están acompañados por apuntes, objetos e insectos recolectados que representan las condiciones climáticas, el ataque de plagas y el abandono de la vía. La horizontalidad de estas maderas podridas que fueron durmientes evocan la horizontalidad de los muertos que produjo la construcción del ferrocarril y la economía. Durante su construcción, miles de chinos y jamaiquinos murieron por las condiciones trabajo e infectados de malaria. Durante su uso, el ferrocarril transportó tanto bananos como cuerpos de trabajadores que terminaron masacrados a raíz de sus intentos de sindicato.

Oscar Figueroa, Harper’s Monthly Magazine. Detalle
Oscar Figueroa, Harper’s Monthly Magazine. Detalle

En lo personal lo que más me interesaba era en sí la práctica del viajero, los relatos de los viajeros no eran únicamente resultado de lo que el viajero vivió. En lugar de ser el reflejo directo de la experiencia de viaje, la imagen final constituía un objeto que había atravesado múltiples mediaciones, en lugar de ser objetos producidos en el lugar de viaje, eran objetos trasatlánticos cuya elaboración se basaba en una red de intercambios, por ejemplo el viajero realizaba sus bocetos en el lugar del viaje, estos eran enviados a grabadores en Europa, quienes elaboraban los grabados partiendo de su propia experiencia y posteriormente donde eran publicados escogían cuales eran los más idóneos para su publicación. Así la materialización (ya sean textos o grabados) de las vivencias de los viajeros “no” eran producto del azar, sino del trabajo de edición y la selección deliberada.

Por lo tanto, la propuesta no finalizó cuando el viaje acabó, al contrario, se  inició un proceso de “edición” del material, al pensar qué quería que las personas observaran de este diario de viaje y cómo se iba a presentar en el espacio expositivo , ya que trato de visualizar mis propuestas como un proceso físico, formal y de pensamiento en permanente construcción y transformación; en algunos casos puede no existir incluso una meta más allá del proceso, por ello considero que ninguna de mis ideas están totalmente concretas o culminadas.

También quería enfatizar el carácter investigativo casi “científico” de la propuesta, claramente de una manera irresponsable ya que ésta se realiza de una forma muy vaga en el ejercicio de la profesión antropológica. Así el azar y la intuición juegan un papel primordial, tratando de asimilar esa subjetividad, de manera similar al sesgo que existía en los viajeros del siglo XIX.

Oscar Figueroa, inferior race by virtue of [its] subjugation. Durmiente de ferrocarril.
Oscar Figueroa, inferior race by virtue of [its] subjugation. Durmiente de ferrocarril.
Muchos de los temas que tocas forman parte de una historia en común para los países centroamericanos. El papel de la UFCO, las ilusiones de proyectos de desarrollo, etc. Aunque hay profundas diferencias, en el arte muchas veces se ha manifestado un imaginario del ser o el sentir centroamericano ¿Qué piensas del concepto de “región”, lo asumes, lo cuestionas, te identificas con este? ¿A través de tu trabajo crees que apelas a una subjetividad centroamericana?

Desde mi punto de vista, la idea de región perteneció a cierto momento y contexto del cual yo no me siento parte por una cuestión más generacional que otra cosa, por lo cual es algo que la verdad ni me cuestiono. Sin embrago, no hay que negar que la idea de región fue una estrategia que funciono para ciertos intereses, pero me parece que es un concepto tan moderno como la idea de progreso y desarrollo, ya que trata de categorizar a los artistas que trabajan en estos contextos, como un proceso de alienación, montando un discurso sobre el discurso de otro, hasta exotizarlo.

Por lo tanto, parto de la premisa de que el arte no es propiedad de los centros hegemónicos, e incluso estos, llamados “centros en el arte contemporáneo”, existen de forma nebulosa, un día pueden ser unos, otro día otros o de repente ninguno. Por ello considero que no es necesario ubicarse ni categorizarse en un algún lugar, pero quizás si atravesar algunos, es decir, que mis propuestas puedan posicionarse en diferentes espacios, partiendo de mis intereses, y sin duda alguna siempre como intento vago.

A partir de mi trabajo apelo a mi subjetividad, una subjetividad centroamericana o de Centro América creo que es algo pretencioso

Oscar Figuera. Tropical Mouse. Ratón de computadora, cables de computadora y bolsas de almaciga con plaguicida. 2008
Oscar Figuera. Tropical Mouse. Ratón de computadora, cables de computadora y bolsas de almaciga con plaguicida. 2008

La alegoría es una figura común en tu trabajo. Las piezas de computadora como alegoría de promesas de desarrollo en semejanza al café o los bananos, los comandos informáticos de suprimir y retornar como alegoría de los retrocesos de proyectos económicos cuando dejan de funcionar, si es que han funcionado…. Entiendo que estudiaste sociología ¿por qué decides expresarte e investigar a través del ejercicio artístico? ¿Cómo ha sido el proceso de creación e invención, por ejemplo, de una obra como Tropical Mouse o las que en adelante involucraron hardware?

Yo trato de desprenderme de la idea, si es que ésta idea aún existe, que el arte es una “disciplina” autónoma y que es diferente o ajena a otras “disciplinas”, ya que existen conexiones trans, pluri y multidisciplinares. Esa necesidad de categorizar responde a otro momento histórico, y ese límite que podría existir entre estas categorizaciones al día de hoy son bastante difusas y confusas.

De la forma que yo visualizo mi proceso de trabajo, la categorización de creación o invención obedece más a un contexto donde la historia buscaba un propósito que tuviera un fin (finito), donde existía una relación implícita con los relatos religiosos (creación, obra, creador, fin divino, etc.)

Entonces, mi trabajo lejos de tener un patrón o una metodología estricta, consiste más bien en re-organizar o hacer relaciones a partir de cosas que ya están dichas o hechas, como recursos, contextos, etc., que me puedan interesar.

Oscar Figueroa. Deméritos. Bolsas utilizadas para cubrir los racimos de banano y evitar plagas, bastidores de madera.
Oscar Figueroa. Deméritos. Bolsas utilizadas para cubrir los racimos de banano y evitar plagas, bastidores de madera.

Específicamente, con propuestas como Tropical Mouse me interesaba poner en diálogo los productos de la economía de la época del idilio campesino con los nuevos productos electrónicos/computacionales, producidos como maquila de alta tecnología por compañías transnacionales, que constituye una forma actual de economía de enclave, como en su época lo hicieran las plantaciones bananeras, donde la producción/mano de obra es local pero las ganancias viajan al extranjero, subordinando líderes locales y con esto produciendo un PIB falso.